Que ver en Montenegro

 

A pocas horas de dejar Sarajevo  y estando en medio de la montaña el bus se detuvo. La razón? estaba lleno de humo adentro, y estaba a punto de prenderse fuego el motor. Nos bajamos todos lo mas rápido posible y esperamos mientras los chóferes no hacían mas que arrojarle agua al motor para que se enfríe.

viaje en bus a Montenegro

Pasada la urgencia, intente averiguar cual era el plan. Lo cual, no fue tan sencillo (y de cualquier manera, no había uno). Los turistas eran mas bien locales de zonas vecinas que hablaban el mismo idioma. Lo único que me quedo claro es que hubo una telenovela muy famosa (esperanza) que ayudo a que toda la gente de esa región sepa decir en español “Yo soy tu madre”, pero en este caso no era muy útil. Lo mejor de la noche sin dudas fue el cielo. Para esa altura ya serian las 3 de la mañana, el bus estaba sin luces, estábamos arriba de la montaña y solos. Nunca en mi vida vi un cielo igual, tan lleno de estrellas.

Después de unas 2 horas, paso una van que amablemente se ofreció a llevar a 5 o 6 porque iban para Budva. Yo solo entendí el nombre de la ciudad y corrí a la van, subimos 8. Finalmente, después de 3 horas mas de viaje en las que no entendí ni una sola palabra de lo que se hablo, llegue como a las 9 de la mañana al hostel.

Budva

En el hostel, que era muy simpático, los dueños no hablaban ingles ni español. Por lo que con señas me ofrecieron un café y me mandaron a dormir al sillón de la sala común. Dormí 2 o 3 horas ahí hasta que llego el recepcionista y me dejaron hacer el check-in. Una vez acomodadas mis cosas, me fui a disfrutar la playa con uno de los chicos de mi habitación. La vista es hermosa y el color del agua muy intenso. Lo único no tan bueno es que había demasiada gente en la playa, pero algo esperable en un 1 de agosto.

Espectacular playa de Budva, en montenegro

A la noche salí a caminar con un chico italiano que estaba también en el hostel. La ciudad es muy viva, tiene mucho movimiento, luces y gente. Comimos, caminamos  bastante alrededor de la pequeña ciudad y me volví, después de 2 días, a dormir en una cama. Quedarme un día mas hubiera estado bien, solo para visitar otra playa que me habían recomendado cercana, pero para la ciudad fue suficiente. Así que, al día siguiente me tome el bus local a mi próxima parada.

Kotor

Después de aproximadamente solo media hora, había llegado. Mi hostel estaba dentro de la ciudad amurallada. Las vistas son increíbles. Me costo un poco encontrar el hostel pero, gracias a la buena voluntad de una señora que me vio en la búsqueda y se ofreció a llamar al hostel, logre llegar. El hostel era nuevo, bueno, bonito y barato, pero estaba vacío. Solo había un huésped mas y los dueños, que eran una pareja de coreanos super amables. En mi corta estadía me ofrecieron de todo y hasta compartí una cena (extra picante) con ellos. Salí a recorrer y me perdí en la belleza de las calles de ese pequeña ciudad. Es un destino muy desarrollado porque llegan muchos cruceros, pero no pierde su encanto, ni su autenticidad.

Iglesia catedral de kotor en Montengro

En cuanto a la playa, el color del agua tal vez es mas bonito en budva, pero sin pensarlo 2 veces me quedo con Kotor. El mar parece un lago, completamente rodeado por esas montañas. Es un paisaje natural alucinante y la arquitectura del lugar lo complementa a la perfeccion.

Bella playa de kotor en Montenegro

La noche da unos paisajes diferentes y es realmente un placer caminar por esas calles. Para mi sorpresa, esta ciudad de Montenegro es bastante animada también. Creo que la mitad de los que estábamos en todo kotor, (que ademas eran casi todos los mismos que había conocido en Budva) nos sumamos a un pub crawl, que costaba solo 3 euros, y fuimos recorriendo varios bares. Para cuando estábamos camino a la discoteca decidí volver a dormir. Ya eran como las 3am y tenia un ticket de bus para ir a Albania temprano.

Un dato a tener en cuenta es que, no hay nada publicado en internet sobre los buses que van hacia Albania, solo se puede comprar y averiguar en la terminal. A la mañana me fui a la estación, tome mi bus y deje atrás Montengro. Un lugar mas que recomendable y que estuvo muy por encima de mis expectativas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *